sábado, 4 de diciembre de 2010

Exige AI al Estado protegar a activistas por nueva amenaza a líderes de la OPIM


CITLAL GILES SÁNCHEZ ( )

Chilpancingo, 2 diciembre. Nuevamente integrantes de la Organización de los Pueblos Indígenas Me’phaa (OPIM), Obtilia Eugenio Manuel y Cuauhtémoc Ramírez fueron amenazados por estar en la lucha de la defensa de los derechos de las indígenas violadas por militares hace ocho años y por lo cual, Amnistía Internacional (AI) urgió al Estado mexicano a brindar protección a los defensores de derechos humanos.

El 28 de noviembre, Eugenio Manuel y Ramírez encontraron una carta anónima bajo la puerta de su casa, en la cual los amenazan de muerte por el trabajo que han hecho para exigir justicia en los casos de Inés Fernández Ortega y Valentina Rosendo Cantú.

Con estas nuevas amenazas contra los integrantes de la OPIM, suman ya varias en los últimos años y por lo que, en abril de 2009, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Coidh) ordenó medidas provisionales a favor de Obtilia Eugenio Manuel, su esposo y sus hijos, así como 107 defensores y defensoras de Guerrero.

“A pesar del compromiso del gobierno de implementar medidas de protección para los defensores de derechos humanos bajo riesgo, varios defensores han señalado que la falta de cumplimiento de manera pronta y eficaz los ha dejado vulnerables a nuevas agresiones”, criticó AI.

Agregó que estas nuevas amenazas a los líderes de OPIM ponen de manifiesto las deficiencias en las medidas de protección proporcionadas por las autoridades. “El caso de Obtilia Eugenio Manuel y Cuauhtémoc Ramírez resalta una vez más la urgente necesidad de que el gobierno mexicano desarrolle un mecanismo integral de protección para las y los defensores de derechos humanos en riesgo y muestra la importancia de que el gobierno garantice la protección efectiva de los defensores y asegure el cumplimiento cabal de las sentencias contra México de la Coidh”, concluyó.

Fuente: La Jornada de Guerrero